Mektres

Esto NO es graffiti.

Deja un comentario

Suso33

Desde que a mediados de los años 70 del siglo pasado el sociólogo Hugo Martínez diera los primeros pasos hacia la introducción del graffiti en el mundo expositivo mediante la creación de asociaciones como la UGA (United Graffiti Artists) que buscaban, de alguna manera, encauzar ese inmenso talento que desbordaba los muros de las ciudades norteamericanas, ha pasado una eternidad en la que hemos asistido a multitud de cambios, como los intentos de exportarlo tal cual de Yaki Kornblit a través de muestras de galería como ya ocurriera con el Pop Art o el ascenso mediático de escritores como Banksy u Obey.

Quizás siempre exista el debate sobre hasta qué punto la sociedad acepta el graffiti y cuando le empieza a dar la espalda y aquí es donde la exposición que organiza el CICUS y comisariada por Delimbo se anota su primer tanto, en el título de la muestra. “ESTO NO ES GRAFFITI” es precisamente eso, una exposición en la que intervienen diferentes creadores cuyo nexo de unión es la práctica del graffiti (o arte urbano llámenlo como quieran). De ahí cada participante toma un camino diferente a la hora de crear.

Remed y Okuda

La exposición se articula en dos partes, la primera abarca la planta baja de la sede del CICUS (el convento de Madre de Dios) donde encontramos una sala dedicada a Michael Swaney donde sobrevuela una impresión naïf en sus collages, esculturas y videos que se mezcla con una visión de lo absurdo que podría recordar a Ensor. A continuación en el patio hay dos grupos de obras que parecen enfrentadas en dos esquinas contrapuestas, pero en armonía por su origen común sobre los dos ingredientes que conforman la práctica del graffiti. Por un lado encontramos a Joeking que ahonda en la caligrafía tanto más entendible de block letters, como el wild style clásico que se puede observar en una fotografía de grandes dimensiones de una de sus piezas en la calle. En la esquina opuesta, se puede ver el trabajo conjunto de Okuda y Remed en los que figuración y colorido se dan la mano para dar como resultado unos torsos femeninos que enlazan con el contenido de su serie Elovution. La planta baja se completa con una sala de video donde se puede ver diferentes intervenciones de Eltono.

La segunda parte se dispone en la planta superior, con la peculiaridad de que está en obras para su adecuación a usos del CICUS. Con muy buen criterio se ha optado por aprovechar esta circunstancia para crear un espacio crudo para las exposiciones. Si bien hay que decir que no todas las exposiciones se adaptan igual a un espacio así (recuerdo como Arte en Obras era un ejercicio muy forzado), aquí es donde esta muestra coge todo el impulso que dan unos creadores habituados a interactuar con el espacio urbano para abrazar el contenedor y meterlo dentro de la muestra. Las obras abarcan dos salas y la mitad del corredor encima del claustro. En él podemos encontrar caligrafía de Sozyone donde convive el slogan tradicional (Viví, vivo, viviré) con la experimentación (Ultra). Al final del corredor encontramos obras de la serie Elovution de Remed y Okuda que armonizan con los murales de la planta inferior que pueden observarse a través de la ventana. Lo que destaca de este pasillo es la abundancia de tags junto a un cuadrado rojo que parece evocar a Malevich, no por su ausencia de color, sino por como una forma simple y de un color puro puede sobresalir entre una maraña de firmas y formas más complicadas.

Sozyone

Entrando en la primera sala, encontramos una instalación de Sozyone, Muerte en la tarde/Belmonte con un discurso que sería del gusto del mismísimo Lorca. Está compuesta por un busto en resina de mármol de Juan Belmonte (con el característico estilo de este artista influido por el cómic y líneas anatómicas contundentes) tras el cual y a modo de un presagio de su trágico final, se alza desde el suelo y hasta ocupar todo el testero la silueta imponente de un toro bravo; junto a la silueta hay tres dibujos de distintas suertes del toreo. Flanqueando a ambos lados la instalación, encontramos sendas propuestas de Dems, una basada en la experimentación de formas escultóricas en torno a su nombre y un throw up sobre una superficie plástica que bien podría evocar a un metro. Siguiendo por la sala nos encontramos una serie de fotografías de distintas intervenciones en el espacio público de Spy cercanas en algunos casos al ready-made, frente a estas se dispone una inquietante intervención de Ausias Pérez, en la que mediante un cuadrado blanco enmarca un juego de palabras (School of hard knots) realizado con cuerda y distintos nudos con una evocación de esos cuadros marineros tan habituales en la decoración hace no muchos años. Enmarcados por una nube negra, Pantone nos sumerge en una maraña de formas entre las que sobresale su nombre y bien podríamos decir que la sensación es fría y pesada como el plomo que da título a ambas. Al final de la sala, encontramos una intervención de Suso33, perfecto ejemplo de la perfecta simbiosis con el espacio que presta el CICUS.  Acompaña a esta intervención un video donde la pintura a tiempo real se combina con la danza o se remarca el carácter efímero de las obras como su intervención el Festival de Teatro de Almagro de 2009.

Seleka y Eltono

En la segunda y última sala de la muestra encontramos la obra conjunta de Seleka y Eltono además de un mural e intervenciones de Sixe, donde si bien ya no encontramos rastro de sus icónicos personajes, sigue usando ese colorido característico, apropiándose de diferentes texturas y objetos de su alrededor para configurar elementos cotidianos que no quedan vacíos de ironía y sátira. Seleka y Eltono se juntan para realizar una doble obra, en primer lugar un gran soporte repleto de caligrafía y formas, parece haber sido mutilado para poner parte de él en una intervención callejera cercana a la muestra, la obra no puede contemplarse en su totalidad sin sus dos vertientes que forman un todo. La otra obra, se titula Rompecabezas y en ella sobre un soporte hecho con distintos materiales reaprovechados, Seleka pinta una pieza que queda mutilada al quitar las cintas adhesivas dispuestas por Eltono. Una vez hecho esto los dos artistas juegan a conformar un nuevo puzzle en el que el resultado final quita cualquier sentido que tuviera previamente la obra, siendo lo interesante el proceso de realización de la misma que puede observarse en un video junto a la obra.

A modo de finalizar, ESTO NO ES GRAFFITI es una muestra ecléctica, que invita a salir a la calle para buscar y disfrutar del graffiti en su medio natural, porque si lo encerramos entre cuatro paredes, deja de ser graffiti, pierde su esencia basada en la creación y relación del escritor con el soporte (que ha sido recogida en algunos de los videos de la exposición). Aunque parezca una paradoja, ESTO NO ES GRAFFITI invita al espectador a buscar algo fuera de las paredes de la muestra que de otra manera no podría ser dentro de ella, graffiti.

Anuncios

Autor: mektres

http://mektres.org/nosotros/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s