Mektres

Psiquiátrico de Miraflores

38 comentarios

Escondido tras una espesa arboleda mientras pasamos por la ronda supernorte se encuentra el antiguo psiquiátrico de Miraflores. Se distinguen en el complejo dos partes, una que sigue en uso y otra abandonada. Dicho abandono le otorga al lugar un regusto tétrico y decadente que ya ha sido aprovechado en alguna ocasión para una serie online o tomado como inspiración para una banda de rock.

Actualmente, los Centros Sociales de Miraflores están dirigidos a personas con discapacidad psíquica, albergando una unidad de estancia diurna con terapia ocupacional, una residencia de adultos y una residencia de gravemente afectados.

Un poco de historia

Hoy sabemos del interés por ubicar en Sevilla un centro psiquiátrico desde la aprobación de la ley de Beneficencia en 1849, refrendada por un Real Decreto de 1852 para igualar y acondicionar las casas de dementes españolas a las existentes en el resto de Europa. En el hospital de las Cinco Llagas (conocido en aquellos años como Hospital Central) existía un departamento psiquiátrico con serios defectos estructurales agravados por el paso del tiempo, que aconsejaban el traslado a otro centro.

Estas buenas intenciones toparon con la mala situación de las arcas del Estado en general y de la Diputación Provincial en particular, que dilataron su fundación en varias décadas. Sor Úrsula de Villabaso fue quien impulsó definitivamente la obra, obteniendo financiación de particulares para adquirir la hacienda de Charco Redondo, donde hoy se sitúa el centro. La perseverancia de esta mujer fue crucial, obteniendo sus primeros frutos el 24 de junio de 1890, fecha de inauguración del primer pabellón. La religiosa acordó la donación del edificio a la Diputación, poniendo entre otras condiciones la finalización del mismo a cargo de esta entidad.

La configuración actual, observando su ficha de protección del PGOU nos fecha una reforma y una ampliación entre los años 40 y 60 del siglo XX. Podemos decir que estos datos no son del todo exactos, puesto que las ortofotos realizadas en 1956 no revelan la existencia de los nuevos pabellones. La ampliación, según los titulares de prensa que hemos consultado, la podríamos fechar a principios de los años 70.

Sobre los psiquiátricos

Los psiquiátricos fueron concebidos para albergar a personas con enfermedades psiquiátricas graves durante los períodos de tiempo en los que necesitasen un tratamiento y sus familias no pudiesen hacerse cargo de ellos.

Sin embargo, con el tiempo aparece otra concepción bien distinta. La sociedad sólo se preocupa por  ocultar al diferente, recluyéndolo en estos espacios por diversos motivos, ya sean pensamientos, ideales, comportamientos contrarios a los socialmente aceptados, o simplemente por sufrir un trastorno del anímico temporal.

Poco a poco la visión de un hospital como espacio de curación se fue tornando hacia la imagen que hoy tienen muchas personas, enlazando la palabra manicomio con oscuridad, electroshocks, tortura o suciedad.

En Miraflores se llevó a cabo durante algunos años el festival Salta la Tapia, en el que diferentes grupos de música tocaban por la integración de este colectivo.

A principios de los años 80 se llevó a cabo una reforma de la ley que regía los centros psiquiátricos, que tuvo como resultado el paulatino abandono de espacios como el de Miraflores para su re-conversión en centros sociales.

Hoy, nos damos cuenta de la necesidad que existan centros que acojan a personas con discapacidad psíquica, como colectivo necesitado de atención y sin aislarlos de la realidad que les rodea.

Visita al edificio abandonado

No podíamos dejar de ir a visitar el conjunto incluyendo las partes abandonadas para realizar el artículo. Tras realizar algunos trámites conseguimos vía libre para entrar. Eran las 12 de la mañana cuando cruzamos la gran puerta de metal, nuestros relojes se pararon tras montones de polvo, multitud de objetos apilados por todas partes y una sensación extraña, seguramente debido a ese aura que tienen edificios como el que nos ocupa.

Nos movimos por las zonas por las que entraba algo de luz puesto que las pequeñas linternas que llevábamos no nos permitían adentrarnos en la densa oscuridad de algunos rincones. Andando por la planta baja pasamos por los enormes cuadros eléctricos  del recinto, la recepción y la antigua lavandería con sus inmensas secadoras. Dado el desorden daba la sensación que el abandono hubiese sido provocado por una evacuación en lugar de un cierre gradual.

El sitio desde fuera parece grande, pero una vez dentro puede llegar a ser laberíntico. Con un punto de referencia fijado, subimos por una de las escaleras que estaban bloqueadas por objetos como somieres de camas, sillas o incluso una marquesina de un colegio de gran tamaño. En la primera planta nos dejamos guiar por un fuerte olor que nos llevó hacia la antigua botica en la que se conservaban multitud de tarros de cristal y una vieja máquina para hacer comprimidos. Según nos contó el guarda que nos abrió la puerta había habido un incendio hace algunos años, por lo que planta estaba en bastante mal estado, añadido al desorden general.

Los pasillos vacíos de gente salían hacia todos lados ordenadamente, con multitud de habitaciones con archivadores vacíos y elementos que, en el ambiente de abandono, resultaban bastante siniestros como sillas de ruedas o elementos para inmovilizar a pacientes. En el trajín del traslado, fragmentos de historiales rotos estaban diseminados por los suelos, ilustrando  partes de historias anónimas. Seguimos nuestra particular excursión hacia las plantas superiores donde estaban las habitaciones. No encontramos cosas que nos llamaran más la atención que lo anterior, salvo silencio y una numerosa colonia de palomas.

Volvimos sobre nuestros pasos para encontrarnos con el guarda que cerraría las puertas del edificio. El tiempo volvía a discurrir normalmente y el sol nos daba en la cara. Dentro se quedan muchas historias y un edificio por aprovechar.

Si la gente nos oyera los pensamientos, pocos escaparíamos de estar encerrados por locos…” Jacinto Benavente

Nuestro más sincero agradecimiento a Laura García Navarro por hacer posible esta entrada.
A continuación os dejamos con el resto de fotos que hicimos. También podéis verlas en Mektres Facebook

Este artículo ha sido publicado en el número 1 de la revista BUK magazín (editado el 13/4/2013)

Anuncios

Autor: mektres

http://mektres.org/nosotros/

38 pensamientos en “Psiquiátrico de Miraflores

  1. Me hubiera encantado tener la posibilidad de visitar y fotografiar (tan bien como vosotros) ese edificio.
    Fantástico reportaje.
    Saludos.

  2. Muchísimas gracias, desde luego fue una experiencia que nos encantó.

    Un saludo!
    Mektres

    • Hola! Me preguntaba si el lugar es accesible a todo el mundo, me gustaría ir. Si vives cerca y alguien me quiere acompañar…. o conoces a alguien, básicamente para no ir sola jeje

      • Hola! En primer lugar, gracias por tu comentario, desde Mektres pudimos hacer la entrada gracias a un permiso que nos concedieron, pero por lo que sabemos el edificio ha cerrado al público por peligro de derrumbe.

        Saludos!

      • Yo estoy iwal me gustaria hacer una quedada con gente que conozca el sitio como podria ponerme en contacto? Gracias

  3. Me ha encantado el lugar, como no, me va a gustar si soy Explorador Urbano, visito lugares que están abandonados. Si quereis echarle un vistazo a mi blog este es:

    http://abandonoseneltiempo.blogspot.com.es/

    Por cierto tanto el reportaje como la documentación que habeis echo de este sitio como las fotos son espectaculares, de verdad que me ha encantado enhorabuena. Un saludo.

  4. Somos una productora de cine y estamos interesados la ver vuestras fotos en rodar una peli ahi, con quien tenemos que ponernos en contacto? gracias

  5. Buenas Tardes, presido una asociacion de investigacion de fenomenos extraños y paranormales y nos gustaria investigar en este lugar. Agradecería saber con quien nos tenemos que poner en contacto para poder entrar de forma legal.

    Un saludo!

  6. Hola Buenas tardes, estamos haciendo un trabajo para una investigación de fenómenos paranormales y me gustaría saber con quien tenemos que ponernos en contacto para poder entrar. Un saludo y gracias.

  7. Enhorabuena por el reportaje, muy chulas las fotos!!
    A nosotros también nos gustaría saber con quien hay que contactar para obtener permiso para entrar. Quisiéramos rodar un cortometraje allí. Muchas gracias!! Saludos

  8. Hola! enhorabuena por el articulo!!
    Estoy buscando una localizacion similar para grabar un par de escenas de un corto, sabéis cómo puedo gestionar el permiso?
    Saludos!

  9. Hola mektres,
    me ha encantado su articulo. Soy fotografa profesional y me hubiera interesado entrar ahi. Hubiera querido saber a quien tengo que dirigirme y que tengo que hacer para obtener un permiso para entrar.
    Muchisimas gracias de ante mano.
    Un saludo

  10. Hola. Nos gustaria poder visitar el lugar con permisos, me puedes indicar como tramitar el acceso? Gracias.

  11. Por favor, serías tan amable de mandarme un correo dándome las pautas para poder pedir el permiso para entrar y hacer algunas fotografías, ya que soy muy aficionada a ello ! gracias! 🙂

  12. buenas noches ami tambien me gustaria saber como puedo conseguir un permiso para hacer un reportaje gracias de antemano

  13. Hola somos un grupo de cordoba llamado misterios y leyendas nos dedicamos a la investigación de fenomenos paranormales y nos a encantado tu reportaje, nos gustaria haber si nos podias ayudar para saber como poder pedir permiso para poder entrar.Muchas gracias por todo , un saludo y enhorabuena por tus reportajes.

    • Hola Eva, muchas gracias por tu comentario.

      Desde Mektres pudimos entrar gracias a un permiso que nos gestionaron; sin embargo, nos ha llegado la noticia que permanece cerrado al público por peligro de derrumbe.

      Un abrazo.

      • Vaya k pena , bueno pues muchisimas gracias por contestarme y sigue haciendo reportajes por que son fabulosos , un abrazo.

  14. Pingback: El manicomio de MIRAFLORES | Misterio Paranormal

  15. Muy buenas, estaría interesado en hacer algún tipo de grabación en el recinto, si es que es posible, ¿Me podrías facilitar el e-mail de contacto? Muchísimas gracias.

  16. Hola. Me gustaría saber qué trámites hay que hacer para entrar en el psiquiátrico de Miraflores. Muchas gracias

  17. Como siempre, excelente trabajo!!!!! Me es imposible ver este tipo de espacios y no empezar a pensar en los mil usos culturales que se le podría dar.

    Gracias por descubrirnos una vez más, la belleza de lo decadente. Espero con ansia una nueva entrega.

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s