Mektres

De excursión Vol. II

3 comentarios

DSC_0096Ronda_Se suele asociar la intervención del ser humano sobre el paisaje como algo negativo. Si bien esta concepción es cierta hoy en día, la modificación del medio ha sido una constante a lo largo de la historia, el entorno siempre ha sido transformado para adaptarse a nuestras necesidades.

Esta reflexión nos vino a la cabeza días después de hacer una ruta entre las serranías de Cádiz y Málaga, en la que concretamente visitamos Zahara de la Sierra, Setenil de las Bodegas y Ronda. Estas tres poblaciones tienen algo en común, las fuertes modificaciones del paisaje que han sufrido para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En primer lugar visitamos Zahara de la Sierra. Conduciendo desde Sevilla, las vistas van cambiando desde el paso de la Campiña y sus cultivos de regadío a las primeras estribaciones de la Sierra de Grazalema. Girando en la última curva nos encontramos con el mar. El embalse Zahara-El Gastor se extiende ante nosotros ocupando un antiguo valle. La localidad se articula rodeando las ruinas de un castillo, de las que sólo queda en pie la torre. Su situación, dominando todo el horizonte desde la cima de un cerro, nos da una idea de la importancia defensiva del lugar, antigua zona fronteriza.

Panorama_Zahara_n

Reanudamos la travesía, ahora hacia Setenil de las Bodegas. Atravesamos carreteras sinuosas junto a campos de tierras cultivadas para acabar fijándonos en las pinceladas blancas que salpican la ladera de la montaña. Son las casas del municipio.  La localidad ha venido aprovechando los abrigos que ofrecía el relieve para ir edificando sus casas. Lejos de abandonar esta costumbre, Setenil ha originado construcciones muy características, constituyendo toda una muestra de adaptación al medio.

DSC_0073_setenil2   DSC_0067_setenil_1

Para finalizar el día estuvimos en Ronda. Las vistas del tajo sobre el Puente Nuevo son impactantes, pero aprovechando que el atardecer empezaba a regalarnos la vista, decidimos bajar hasta la base del puente que une las dos parte de la localidad. Un sendero junto a la ladera de la garganta nos llevó hasta los enormes pilares que sustentan esta inmensa obra de ingeniería. Es aquí donde nos encontramos con los mecanismos para regular el río Guadalevín,  el responsable de haber excavado durante años este particular decorado. Levantamos la vista apabullados ante la construcción que teníamos delante, capaz de hacernos sentir insignificantes. Después de unos instantes, intentamos apreciar el conjunto, esta vez de manera íntima, de abajo hacia arriba, viendo como los edificios quedaban empequeñecidos ante este espectáculo.

Por concluir, sólo decir que fue una de esas excursiones en las que cuando llegas a casa y te metes en la cama piensas: hoy ha sido un gran día.

DSC_0113_Ronda_n

Aquí puedes comprobar parte de las vistas que experimentamos.

Y en nuestro facebook más fotos:  https://www.facebook.com/Mektres

Anuncios

Autor: mektres

http://mektres.org/nosotros/

3 pensamientos en “De excursión Vol. II

  1. Es que somos insignificantes frente a la naturaleza, otra cosa es que la respetemos.

  2. El embalse es de Zahara y no del Gastor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s