Mektres

Un mercado para el barrio

5 comentarios

El objetivo primitivo de los mercados era el abastecimiento de productos a las personas que residían en su entorno. Con el tiempo, se conformaron los super-mercados, esas extrañas galerías de arte donde se vende variedad y comodidad a un precio asequible, característica con la que los mercados tradicionales difícilmente podían competir. En Sevilla, algunos mercados de abasto se han mantenido en el tiempo, prueba de ello son el mercado de la calle Feria o el del Arenal; otros se han reconvertido con proyectos de diversa índole, como el de la Encarnación o el de Triana; sin embargo, existen casos en los que han sido abandonados a su suerte, dejando el esqueleto de algo que fue y ya no es, como el Mercado Cruzcampo, el protagonista de esta entrada.

_0 mercado

El Mercado Cruzcampo fue construido en la década de los sesenta, concretamente en 1962, para abastecer a la población del barrio de las Huertas de Santa Teresa, enclave en crecimiento por el desarrollismo de la época. La gestión del mismo fue asumida, como concesión por un periodo de cincuenta años, por la Compañía Vizcaina de Obras Públicas pero la empresa no marchó todo lo bien que esperaba, dejando abandonada la tutela del inmueble a principios de los ochenta. Es a partir de este momento cuando quienes ejercían de comerciantes asumen una especie de autogestión del modelo de negocio que, debido a las dificultades del mismo y a la falta de apoyo por parte institucional, fue reduciendo el número de puestos ocupados hasta quedar solamente una frutería.

_1

En el año 2012 finalizó el periodo de concesión estimado, pasando la titularidad del inmueble al área de Patrimonio del Ayuntamiento de Sevilla. Si bien durante décadas los puestos languidecían sin el más mínimo apoyo por parte del consitorio, durante los últimos años el mercado ha sido objeto de diversas propuestas. A mediados del 2000, la Asociación de Vecinos Huerta de Santa Teresa solicitó, en vano, la cesión del edificio para usarlo como sede, apostando por una rehabilitación total; subrayando la necesidad de que nuestro protagonista fuese “un edificio para el barrio”. Diferentes representantes políticos han propuesto la reapertura, más bien de cara a la galería, resaltando su más que posible función como impulsor económico de la zona. La indefinición de las propuestas continuamente ha realentizado el proyecto hasta que, en el pasado año 2013, se ofreció el espacio como una posible sede del economato social del barrio, propuesta que acabó siendo desechada por la propia organización. Una de las últimas propuestas ha sido la de montar un mercado gourmet.

6Hasta aquí una historia de idas, venidas y diversas propuestas pero pocos resultados. Hace unas semanas nos enteramos de la actividad que venía desarrollando el grupo DesCentrados desde el año 2012 y nos pusimos en contacto para conocer más acerca de su propuesta. En primer lugar destacaban la necesidad de poner en valor y concienciar al vecindario de la zoma sobre la importancia de que el futuro del espacio revierta directamente en el entorno, como generador de empleo y contenedor socio-cultural; ¿cómo se consigue esto? realizando trabajo de calle, es decir, convirtiendo el edificio en un ingrediente importante para la actividad del barrio, ya sea organizando sesiones de cine de verano, una exposición fotográfica en los muros del edificio donde los vecinos y vecinas son los claros protagonistas (dentro del proyecto global del artista JR, Inside Out) o incluso fiestas flamencas. Gracias a esta labor de difusión, el pasado 5 de marzo, DesCentrados pudo exponer su proyecto a la Comisión que busca soluciones al estado de abandono del edificio.

Tuvimos la suerte de acceder a la azotea del inmueble a través de una ventana del edificio colindante gracias a Ángela, vecina preocupada por el destino que le espera al mercado si no se hace algo.

1

DesCentrados propone como respuesta integrar diferentes usos bajo la estructura triangular, de forma que se mantenga la función de mercado y se combine con actividades de carácter cultural y social, ya que las dos últimas suponen grandes carencias en las Huertas. Sea como fuere, la solución debe que implicar a las diferentes partes para así crear un lugar donde se propicie el encuentro, el colectivo DesCentrados nos ha embelesado con este pequeño gran proyecto bajo su lema de redistribuir y des-centrar la vida cultural de las ciudades, apostando por su pervivencia en los barrios.

* Puedes ver el proyecto completo que DesCentrados ha elaborado sobre el mercado aquí.
* Hasta el próximo 31 de marzo han convocado un Concurso de acciones creativas que tiene como objetivo “llamar la atención sobre la situación de abandono y las perspectivas de recuperación como espacio de participación ciudadana” del propio mercado. Puedes participar en: concursomercado.descentrados.org
* Galería de fotos:
Anuncios

Autor: mektres

http://mektres.org/nosotros/

5 pensamientos en “Un mercado para el barrio

  1. Acabo de ver el proyecto en el enlace, y esta supercurrado, ojala los oigan y consigan la aprobacion del ayuntamiento.

  2. Pingback: ¿Siguen dando abasto los mercados? | Mektres

  3. Como podría participar en el concurso de ideas? El link indicado no funciona!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s